5 consejos para instruir a tu gato

Se charla bastante sobre la educación canina, pero muy poco sobre los gatos ! Y por una aceptable razón, son animales bastante solitarios y mucho más autónomos. No obstante, el gato tiene buenas capacidades de estudio, e inclusive si por norma general necesita mucho más paciencia que con un perro, consigues desenlaces espectaculares, aparte de alentar a tu gato y progresar su relación con .

El gato es un animal capaz, con la capacidad de estudiar considerablemente más de lo que uno piensa. La contrariedad es que debes atraer al gato . En contraste al perro, es considerablemente más sin dependencia y procurará agradar sus pretensiones como una prioridad. Con métodos de educación efectiva , basados en la recompensa, uno puede estudiar trucos entretenidos !

Enseñe el recordatorio a su gato

El recordatorio es un pedido simple de estudiar (cualquier proporción mantenida, un gato todavía es un gato). En verdad, basta para asesorar al animal hacia sí mismo con la recompensa mientras que expresa la orden y darla en el momento en que llegue en contacto.

Es mucho más simple estudiar para si combina sonido y ademán : no dude, singularmente al comienzo, en tomar siempre y en todo momento exactamente la misma situación y exactamente la misma entonación de voz.

En un inicio, puede retribuir en el momento en que se aproxima, y tomarlo punto por punto . La paciencia es la mejor capacidad para educar a un gato, puesto que tienen la posibilidad de estudiar bastante, pero en general va a tomar mucho más tiempo que un perro.

Lo esencial es más que nada tener una recompensa que atraiga al gato. Y no en todos los casos es simple tener un elemento o alimento que ande en el cien% de las situaciones ! Aun si eso significa reservando su obsequio preferido solo para los años , su gato va a estar aún mucho más complacido.

Aprendiendo a pegar un fin en tu gato

Aquí hay un ejercicio que es principalmente de poca herramienta para el gato, además de lograr que sus neuronas funcionen, estimularlo y tener una interacción efectiva con . La meta es lograr un propósito de manera fácil identificable para , con una parte de su cuerpo (la pata, la trufa, el hombro) …).

El procedimiento clicker funciona muy bien para estudiar de este género: radica en asociar la recompensa con el «click», lo que torna posible marcar con mucha precisión el accionar que se estima de . Entonces, el gato ha de ser dirigido gradualmente hacia el ejercicio que se le da.

La secuencia es siempre y en todo momento exactamente la misma: la meta se muestra al gato, continuando lo mucho más inmovil viable. Tan rápido como hace el accionar aguardado (aproximarse o tocar el propósito), hacemos click y recompensamos. Y gradualmente lo hacemos trabajar hasta el momento en que aprenda a apuntar de manera directa al propósito. Entonces espaciamos las recompensas , a la suerte a fin de que no logre adivinar el instante en que lo va a tener.

Atención a no prestar transacciones de ejercicios que sean bastante largos : el tiempo de concentración del gato es corto, del orden de 5 minutos, y después transporta múltiples horas volver como estaba. En consecuencia, puede realizar ejercicio 2 o tres ocasiones cada día, pero siempre y en todo momento con tareas cortas. La mañana y la tarde son los periodos mucho más propicios para el entrenamiento de gatos, que corresponden a sus fases activas en la naturaleza.

Aprende a llevar a cabo en el baño a tu gato

Este es un dispositivo, que es atrayente en el papel, pero de todos modos, este truco es cuestionable.

Estudiar en sí no es muy difícil: un montaje es bastante i estampando la basura en el tazón , entonces gradualmente, debe manifestarse un orificio en el medio, hasta el momento en que el gato se acostumbre a defecar en el agua.

Debemos tomar en consideración que este estudio es largo, larguísimo ! Es requisito planear, según la edad y las habilidades del gato, precisamente 4 a diez meses de acondicionamiento con esta técnica, antes de poder remover terminantemente la grava.

Por una vez, evoco la técnica, pero no animo a llevarlo a cabo , mismo detuve el ejercicio tras algunas semanas por el hecho de que mi gato está muy concentrado en el raspado de grava. Este no fue la situacion de mi gato previo, que no puso una pata en la caja de arena, y para quien este juego se habría amoldado. Pero como qué, este es un excelente ejemplo de ocasiones en las que ha de saber de qué manera amoldarse al contexto y no forzar un gato recalcitrante . Escuchemos sus pretensiones antes de agradar las nuestras.

Aprende a charlar con tu gato

Los gatos son enormes conversadores. La comunicación oral en general está limitada, entre gatos, a contactos hostiles, pero con , el gato lleva a cabo sus capacidades para charlar .

Ahora, el ronroneo está guardado para . Probablemente haya sido una adaptación del gato en contacto con humanos desde el momento en que ingresó a nuestros hogares, lo que es excelente.

Pero últimamente hemos visto la extensa variedad de vocalizaciones que generan los gatos (mucho más de cincuenta tonos distintas). Y resulta que cuanto mucho más dejamos que el gato se exprese, al responderlo, mucho más reforzamos esta clase de interacción, muy positivo . Charlar con tu gato lo va a hacer aún mucho más hablador, singularmente si responde a un sinnúmero de «miau» melodioso.

No dude en estar comunicado con sus herramientas: responda en exactamente el mismo tono que , pruebe distintas sonidos para poder ver sus reacciones. Asimismo puedes charlar con por el aspecto y la posición : Me chifla empezar los juegos con mi gato arreglándolo de pronto, como lo realiza a lo largo de su cuarto de hora orate.

Donde consigo respuestas amenas es en el momento en que oculto mi cabeza (y singularmente mis ojos) tras arreglarla, muy poco a poco: lo excita de enorme manera ! El gato es muy sensible al aspecto , en especial en el momento en que está fijo (para bien o para mal, además de esto, hay instantes en que no le agrada que lo arreglen).

Juegos de sabiduría para gatos

A lo largo de numerosos años, los cuencos para gatos se han creado para prosperar el presupuesto de actividad para gatos . En verdad, tenemos la posibilidad de jugar con la distribución de alimentos para alentar al gato a hacer la educación.

O sea solo el comienzo, y todavía nos encontramos lejos de localizar para los gatos todos y cada uno de los juegos cognitivos que podemos encontrar para los perros. Son un tanto pequeños para divertirse con funboards para perros. Aun los robots autónomos, a lo grande en los últimos tiempos, han olvidado a los gatos, no obstante, un mouse robot sería muy exitoso para todos nuestros gatos de interior.

El hecho es que es viable jugar con complementos mismo , con algo de imaginación, paciencia y grasa en el codo:

Tenga presente que el gato está muy ritualizado en sus juegos. En el momento en que encontró su juguete, puede preservarlo por un tiempo, pero hay un enorme peligro de que rechace media parta de los juegos y juguetes que le ofreces, o aun mucho más, sencillamente pues no lo realiza. No le resulta interesante !