5 cosas que solo la gente que viven con un gato saben: entender a su gato

Vivir con un gato es una aventura enternecedora, compuesta de descubrimientos, abrazos y, en ocasiones, malentendidos ! Pero eso, solo la gente que tienen la posibilidad de codearse con todos los días lo saben !

El gato no es una mascota como ninguna otra y no son la gente que viven con las que afirmarán lo opuesto.

El gato hace lo que le agrada (y solamente)

En contraste a un perro que brincará sobre ti en el instante en que pones un dedo del pie en la vivienda, el gato puede pasar días enteros ignorándote o sencillamente tolerándote. Y después, a lo largo de la noche, sin previo aviso, se transformará en una auténtica cazuela de pegamento. No existe nada que comprender, salvo que el gato es su profesor y hace lo que desea realizar bien.

Los gatos no tienen iniciativa de tu espacio escencial. Ninguno

En el momento en que su gato está resuelto a pasar un tiempo tierno con , va con frecuencia (por no decir prácticamente en todo momento), goza bastante metiendo las nalgas bajo la nariz o para ofrecerle cabeza o pata para reclamar su atención. Y no aceptará ninguna otra contestación tuya que la aquiescencia.

Los gatos tienen un lado pequeño y sencillo

Sisi. Aun tu gato que te enseña sus nalgas múltiples ocasiones cada día. Es por tal razón que si lamentablemente su gato hace sus pretensiones en otro rincón que no sea en su caja de arena, siempre y en todo momento procurará cubrirlas con algo. O la mayoria de las veces.

A los gatos les gusta mucho patrocinar

Aun si en ocasiones es un tanto desapacible, a los gatos les gusta mucho amasar tu cuerpo con sus garras. Es de esta forma como es, debes pasar de ahí que. La buena nueva es que probablemente venga y te lama ! Una manera como cualquier otra de ser perdonado si ha apuntado a un espacio mucho más sensible.

El gato es terco

No es un mito, es bastante bien difícil lograr que un gato realice algo que no desea llevar a cabo. A la suerte: emplea esta espléndida canasta que terminas de darle. No, elige el sofá / tapete de la entrada / cartón que arrastra / su PC … En exactamente el mismo género, si decidió que no le agradaban sus novedosas croquetas, en ocasiones es preferible abandonar la riña.

De todas maneras, no vamos a esconderlo, en el momento en que vivimos con un gato lo entendemos: es el jefe en el hogar . Y nos chifla !

Lea asimismo: 5 causas por las que su gato maúlla en todo momento