7 plantas navideñas peligrosas para gatos y perros: trata a tu gato

La intoxicación vegetal no posee sitio hasta la primavera. Lindas, cálidas y coloridas, ciertas plantas y flores que decoran nuestros interiores con ocasión de la temporada navideña son, muy, tóxicas para nuestros animales.

Las plantas que decoran nuestras viviendas en Navidad no dejan a absolutamente nadie indiferente … No nuestros compañeros de 4 patas. Pero tan agradables de ver como son, asimismo son venenos reales para nuestros gatos y perros. Si estos últimos los ingieren en enormes proporciones, tienen la posibilidad de fallecer .

Le gui

© Flickr

Besarse bajo el ajonje traería felicidad según la tradición. No obstante, asegúrese de que se sostenga distanciado de sus animales: si la planta es dañina en su integridad, sus bayas lo son aún mucho más. Conque tenga precaución: si ciertos caen al suelo, bájelos antes que los gatos y los perros jueguen o coman. Tienen la posibilidad de ocasionar salivación importante, trastornos digestibles (vómitos y diarrea) y trastornos alterados …

El acebo

© Flickr

De la misma el ajonje, las hojas de acebo y las bayas son muy tóxicas para las mascotas. Envenenado, este último puede padecer trastornos digestibles y salivación severa.

L’if

Adorna las coronas de la aventura y la de Navidad que se tienen la posibilidad de conseguir en las puertas o poner en las mesas de las cenas familiares. No obstante, el tejo es mortal para perros y gatos que lo ingieren en enormes proporciones. En pequeñas proporciones, ocasionará primordialmente trastornos digestibles, mal abdominal y temblores …

Rosa de Navidad, o helénico negro

© Flickr

Tan bonita como tóxica, esta planta puede ocasionar trastornos alterados, vómitos, diarrea y mayor salivación en gatos y perros.

La estrella de Navidad, o Poinsetia

© Flickr

Menos arriesgado para los animales que el acebo y el ajonje, Poinsetia aún puede irritar la boca y el estómago de los gatos y perros que lo comen …

La manzana del amor

© Flickr

Sí, este pequeño árbol es magnífico. Es indiscutible. Pero sus bayas, fundamentadas en solanina, son tan peligrosas como recuerdan fantásticamente los tonos de la Navidad. Ingeridos, tienen la posibilidad de ocasionar vómitos, diarrea, conmociones e inclusive parálisis de las extremidades siguientes en gatos y perros.

Christmas Heather

© Flickr

Con sus admirables flores florecientes de noviembre a febrero, este brezo hace la alegría de los fanáticos de las plantas. No obstante, es malísimo para perros y gatos: quienes lo ingieren están expuestos a trastornos cardiacos, digestibles y alterados.

Mi animal ingirió una planta tóxica, de qué manera reaccionar ?

Si atrapas a tu animal instantaneamente, mantenlo distanciado de la planta inmediatamente. Si tuvo tiempo de consumirlo, no dude en vomitarlo dándole una cucharada de sal diluida en medio vaso de agua. Además de esto, realice una cita con un veterinario sin más ni más demora: es esencial reaccionar en las 2 horas según con la ingestión para eludir cualquier inconveniente.

En el caso de duda, asimismo puede entrar en contacto a un centro de control de intoxicaciones . Este último va a poder guiarlo y mencionarle cuáles son los peligros para su pequeño compañero.

Para leer sobre exactamente el mismo tema: 5 consejos para proteger un árbol de Navidad de los ataques de un gato