Botones, picazón: ten precaución con la alergia a los gatos ! – Mantén a tu gato

Ya que los síntomas de una alergia al gato tienen la posibilidad de ser sutiles, en ocasiones pasan inadvertidos hasta el punto de postergar el diagnóstico. No obstante, algunos signos evocadores tienen que poner el chip en el oído para aceptar un soporte veloz.

picazón, granos, secreción nasal, ojos picantes, tos recurrente, enrojecimiento y también irritación: en ocasiones es complejo distinguir los síntomas de una alergia al gato de los de dolencias recurrentes. En el caso de afecciones recurrentes, no espere para reaccionar: realice un cómputo de sus síntomas y después consulte a su médico general.

1 / Este frío jamás acaba … Una relación con tu gato ?

El comienzo de los síntomas del resfriado raras veces está relacionado por los dueños de gatos con su mascota, en especial por el hecho de que puede ser una infección suave temporal. No obstante, si el frío persiste, hay que estimar una alergia al gato !

Charlamos en un caso así de rinitis alérgica, particularmente identificable por su carácter duradero o recurrente. Los síntomas del resfriado cambian y después desaparecen completamente tras 7 a 14 días. Los de la rinitis alérgica duran o vuelven a aparecer mientras que el sistema inmunitario esté expuesto al alérgeno.

Temes una alergia al gato ? Tenga presente que el fluído nasal alérgico siempre y en todo momento es claro en un caso así, puesto que no es infeccioso. Los asaltos estornudantes cortos y reventados asimismo deberían alertarlo. Si este es su caso, e inclusive sin vínculo aparente con la existencia de un gato, una prueba con un alergólogo confirmará o descartará la alergia.

Botones, picazón: ten cuidado con la alergia a los gatos !

2 / La picazón se apropia, alergia o no ?

Piel, paladar, nariz o garganta muerden y rascan de manera regular ? La picazón perdurable jamás debe tomarse a la rápida, sea lo que sea. En la situacion de una alergia al gato, la piel con picazón es normalmente aparente a fácil vista. Tienen la posibilidad de tomar la manera de placas rojas inflamatorias que indican colmenas o placas rojas con vesículas habituales del eccema. Estos 2 síntomas de entrada promueven una consulta rápida.

Otros pruritos o picazón son mucho más sutiles. Tienen la posibilidad de perjudicar áreas que estuvieron en contacto con animales como manos, pero asimismo ojos, narices o palacios y que de forma frecuente son especificaciones de una reacción alérgica. Tienes una duda ? Vea las situaciones en que sucede la picazón y, frente a la menor vacilación, consulte a un experto.

Botones, picazón: ten cuidado con la alergia a los gatos !

3 / Es una tos, no una alergia al gato …

En verdad, puede ser una tos común, su gato no es siempre un desencadenante de este síntoma. Si la tos se asienta, se regresa crónica, si hay alergias en su familia o si padece de asma, por otra parte, es precisa una prueba de control desde los primeros síntomas. Como prácticamente todas las alergias, el gato puede perjudicar las vías respiratorias.

Bajo la afluencia de partículas de histamina liberadas por el sistema inmune, hace aparición inflamación crónica y la respiración se regresa bien difícil, con secuelas probablemente graves en sepa de régimen.

Resumiendo ? Si nota silbido, tos persistente, sentimientos de asfixia u opresión, una impresión de bloqueo en el pecho, no espere. Aun si has estado viviendo con tu gato a lo largo de años. Una alergia al gato puede suceder cualquier ocasión.

Botones, picazón: ten cuidado con la alergia a los gatos !

4 / Tienes botones, si piensas en el gato ?

Todo es dependiente de los botones ! Estos son solo ciertos botones apartados que desaparecen y jamás vuelven ? No entre en pavor. Si los botones tienen una fachada excepcional, se alargan en placas o vuelven a aparecer, no obstante, tienen la posibilidad de ser ocasionados por una alergia al gato.

Los botones de placa como las picaduras de ortiga mencionan a las colmenas, al paso que los botones colorados con apariencia de vesículas señalan al eccema de contacto. Situados en los párpados, asimismo tienen la posibilidad de ir juntos con conjuntivitis alérgica.

Si los botones se muestran tras el contacto con un gato, así sea que estén acompañados de picazón o afecciones y se repitan, en todos y cada uno de los casos, es preferible impedir que sanar: es requisito preguntar para detectar una alergia potencial al gato y recibir un régimen conveniente .

Botones, picazón: ten cuidado con la alergia a los gatos !

5 / Los ojos que muerden o llenen tienen que reaccionar ?

acaricia a un gato, cambia su actividad, se frota los ojos sin prestar atención … poco después, tus ojos se llenen, sonrojan, muerden y rascan ? Si este es la situacion, es simple vincular la aparición de conjuntivitis con una alergia al gato, pero la verdad en ocasiones es menos directa !

Para un organismo sensibilizado, la pura presencia de pelo de gato puede desatar la conjuntivitis. Entonces se confunde con cierta frecuencia con la versión bacteriana o viral de la patología.

La conjuntivitis bacteriana se acompaña de secreciones amarillas y purulentas que pegan los párpados al despertar. La conjuntivitis viral causa secreciones visibles y visibles. En lo que se refiere a la conjuntivitis alérgica, es llorosa, acompañada de picazón de manera frecuente mayor.

De nuevo, aun sin conexión con la existencia de un gato, la naturaleza crónica de la afección debe alertarlo y es fundamental un diagnóstico profesional caso por caso.

Si fuera preciso aislar un método que dejara distinguir la alergia al gato de otras dolencias, sería su carácter crónico. Conforme pasa una patología suave, los síntomas de alergia vuelven a cada exposición al alérgeno.

Y ya que tienen la posibilidad de mudar de una exposición a otra, el primer reflejo ha de ser preguntar a su médico general que lo redirigirá si es requisito a un alergólogo !

Asimismo lea: Alergia a los gatos