De qué manera argumentar la desaparición de un animal a un niño ? – Entiende a su gato

Es de este modo como adoptamos un animal, de manera rápida se transforma en un integrante de pleno derecho de la familia y los años pasan con sus varios buenos instantes.

Pero un día, horriblemente, el animal muere en el momento en que no se ajusta a sus amos tomar la resolución de acortar su padecimiento.

Instante bien difícil, si lo hay, es doble para los progenitores que tienen que argumentar la pérdida del animal a su hijo .

Para asistirlo en estos instantes lacerantes, aquí hay ciertos avisos para comunicar las tristes novedades a sus hijos.

No mueva el inconveniente

La primera cosa que debe llevar a cabo es no descartar el inconveniente. Bastante gente escogen decirles a sus descendientes que el perro o el gato escaparon para salvarlo del castigo. Esta no es la solución adecuada pues el niño puede preocuparse por su animal, aguardar en balde su regreso o aun asociar el vuelo del animal con un abandono , una falta de amor de su parte.

Sepa de qué manera utilizar las expresiones adecuadas

Entonces, no debe reducir la desaparición de su mascota. Como es natural, tampoco hablamos de mencionarle a su hijo datos mórbidos insignificantes. Pero es esencial no utilizar eufemismos (el perro es «dejado al cielo», el gato «se durmió» …) a fin de que el niño entienda la verdad de las cosas .

No se preocupe, aun si al comienzo no es moco de pavo, los pequeños tienen la posibilidad de oír con perfección la palabra «fallecido». Es aún mejor para complementarse suficientemente temprano para que la desaparición sea una parte de la vida.

Relativizar la desaparición

Vimos que está mal reducir la desaparición de su mascota en frente de su hijo. Por otra parte, puede relativizar totalmente la desaparición de su perro, gato o roedor enseñando a su hijo que el animal era viejo y padecía.

Si su muerte hay que a una patología, hágale entender que absolutamente nadie escapa y que en ocasiones muere. Si un incidente está ocasionando su desaparición, va a ser mucho más especial. Pero, nuevamente, no es requisito que pierda en alegatos peligrosos : la realidad siempre y en todo momento va a ser mejor si halla las expresiones adecuadas.

Expresa tu oración

De nuevo, hablamos de matices. Si no pasa su tiempo llorando en frente de su hijo, visto que lo vea expresando su mal puede dejarle saber la verdad y la gravedad de semejante acontecimiento . Asimismo le enseña que eres sensible a esta desgracia como y que, por consiguiente, no está solo en esta prueba.

La situacion particular de la eutanasia

Si el animal es bastante viejo y padece, la cuestión de la eutanasia es bien difícil de eludir. Es vital no sacar al niño del inconveniente por el hecho de que podría sentirse engañado por no haber podido despedirse de su animal (asimismo podría responsabilizar a sus progenitores por la desaparición del animal).

Prepare el con unas unas semanas de anticipación en lo ineludible. A lo largo de una visita al veterinario, incite a su hijo a hacerle cuestiones sobre el trámite y la condición del animal justo después de su muerte. Esto deja emprender el tema a través de un enfoque mucho más médico y preciso.

Ver el cuerpo o no ?

Esto por supuesto es dependiente de las situaciones de la desaparición de su animal. Si no posee secuelas físicas importantes, o sea viable. Ver el cuerpo inerte del animal puede asistir al niño a entender mucho más de forma rápida de lo que volverá.

Es para ponerlo en frente de una situación de la que no va a poder huír más adelante de todas maneras. No obstante, esta prueba no debería imponerse a si no lo quiere mismo.

Como conclusión , acompañamiento y siempre y en todo momento acompañamiento ! El desarrollo de desafío puede ser largo, pero es requisito para la aceptación de la desaparición . No es requisito arrojarse sobre otro animal para ocupar el vacío gracias a la desaparición del primero. Sería un paso egoísta de engañarte a ti y no admitir al animal por sus características.