El gato de pisos y el juego: de qué manera estimularlo y con qué juguetes ? – Favorable

Así sea un gato o un adulto, un gato precisa jugar a lo largo de toda su historia, para alentar y gastarse.

El conductista del gato, vuelve para sobre la relevancia del juego en los gatos y los medios para estimularlo. Entre sus trucos, ciertas ideas de juguetes para hacerte.

Cualquier persona que sea la edad de tu gato, en ocasiones es muy juguetón y en ocasiones le deja los juguetes que le compras. En ocasiones lo observamos pasar con un bulto que lo divertirá por varias horas ! El que siempre y en todo momento corre tras la bola de masa que le lanzas, ¿por qué razón no le agrada la bola bastante multicolor? ?

De qué forma alentar a su gato ?

Jugar en gatos es un método de estudio que le enseña no solo a apresar, sino más bien asimismo a coordinar sus movimientos y sus sentidos. Es evidente que con la edad los gatos por el momento no tienen tanto que estudiar y son menos «players» que un gato joven. No obstante, un gato de pisos precisa actividad, que de manera frecuente se ve a lo largo del popular «cuarto de hora de disparidad» ! Pero de qué forma estimularlo ?

© Flickr – * Marte

Una bola bastante multicolor, aun con una campana adentro, jamás se va a ver como un ratón o un pájaro. Y esto mismo virtualmente. Está bien, pero tampoco te lo afirmará el paperball ! Y tienes razón, si proseguimos esta lógica, tampoco lo realiza el paperball. Y allí te respondería «¿en algún momento has olido un juguete nuevo de su embalaje? ? Nos encontramos lejos del interesante fragancia de un ratón ! Ok, y la bola de masa de papel ? La bola de masa ? Bueno, lo arrugaste, lo amasaste, y quizás aun sirvió antes de empacar algo atrayente … de todas maneras tiene un fragancia popular y tranquilizador: el tuyo.

La magia de los fragancias

Entonces de qué manera jugar a tu gato sin hallar el confeti relacionado con la matanza de la bola de masa ? Sencillamente intentando encontrar los fragancias que le agradan !

Naturalmente, no vamos a poner un ratón en una bala ! Pero puedes realizar un juguete con un tubo de plástico sólido que se cierre bien, unos pocos orificios y en el interior ubicamos un fragancia que le agrada: croquetas, pescado seco, menta, raíz de Valeriana, núcleos de aceitunas, hay tantas cosas que le agradan al gato ! Asimismo puede vincular lo útil a lo interesante y utilizar fragancias relajantes si Minou está intranquilo o incitante si verdaderamente no desea jugar.

© Flickr – Matt

Sí, pero mi gato elige el plumero ! Da igual, asimismo puedes llevar a cabo un plumero de plumas para tu gato , lo que lo va a hacer jugar mucho más que las plumas verdes fluorescentes o moradas que lo hacen desplazarse justo mientras que lo capturan ! Recolectamos ciertas plumas a lo largo de una caminata en el campo, verdaderas que huelen a presa (gallina, pavo, paloma) …), y ese es el mucho más grande !

Una banda flexible, un trozo de cuerda, un tutor y listo ! Puedes llevarlo a cabo mucho más estético con unos pocos hilos plateados o el bolduc, y por un máximo de 1 euro vas a ver a tu amado y tierno felino mucho más que jamás con pasión por su plumero. El fragancia lo va a haber estimulado, su instinto de caza galopará y no va a poder soportar el impulso de correr.

Amoldarse a su gato

Aquí de nuevo tenemos la posibilidad de juntar lo útil a lo interesante: un gato mayor se va a mover mucho más tiempo que su amigo Félix que duerme todo el día y jamás juega. Menos peligro de osteoartritis, mal y una mejor calidad de vida para Minou, que solo va a vivir mucho más y proseguirá distribuyendo instantes de privacidad y jugará con como en el momento en que tuvo 3 meses, y eso no posee precio. Entonces, dale brida suelta a tu imaginación y diviértete con tu felino !

© Flickr – Will Tull

Último consejo antes de dejarte poner todo en práctica: si el gato deja en claro que el juego está terminado, no insistas, no lo fuerces. Si te hace entender que este no es el instante de jugar, tampoco insistas, a cada gato en su instante de juego , regresa a proponerlo un tanto después, hallarás velozmente el instante conveniente.

> Ver asimismo: El gato de pisos y los peluches: ¿por qué razón los precisa? ?