Gato, hospitalización y convalecencia: de qué manera hacerlo y sosegarlo ? – Entiende a su gato

Incidente, patología, pelea… Varios gatos familiares tienen que un día en el momento en que el otro ha de ser hospitalizado, por una razón u otra, grave o benigno. Un instante bien difícil para el gato en lo que se refiere a su humano, cuyo agobio es desgraciadamente comunicativo.

De qué manera elaborar y tranquilizar a un gato hospitalizado ? Qué accionar adoptar y qué reacciones eludir ? La conductista del gato, nos ofrece sus hermosos consejos.

En ocasiones pasa que Félix tiene un incidente, cae de una ventana, choca con un automóvil, se lastima o es mordido. Asimismo puede enfermarse … En un caso así, no hay decisión: deberá quedarse unos días con el veterinario. Y no solamente nos preocupa su salud sino más bien asimismo su tranquilidad: ¿no se aterrorizará solo en una jaula? ? Evidentemente, si va a estar aterrorizado, y aun puede incordiarlo a lo largo de numerosos días o semanas en dependencia de de qué manera reaccione a esta hospitalización.

Dedramatizar

La separación debe dramatizarse tanto como resulte posible. Impide plañir, lo que haría que tu amado Félix creyera que lo andas abandonando.

No extiendas el adiós y piensa en dejar a tu gato uno de sus juguetes o un cojín, algo que le recordará los fragancias de la vivienda. Asegúrelo: «todo va a estar bien, no lo abandonaremos, volveremos a procurarlo mañana» con un tono relajado y gentil.

Prepárese para el retorno

Una vez listo para ingresar en su casa, asimismo va a ser preciso sosegarlo yendo a procurarlo, el gato puede sentirse un tanto perdido con anestesia, y tiene la posibilidad de tener un tanto mucho más de temor en el automóvil, por poner un ejemplo. «Nos marchamos a casa, todo está bien, vas a localizar tu canasta», todo acompañado de un rápido fragancia a lavanda relajante.

Que reanude sus fabricantes a su ritmo, no apresure nada y lo deje en paz durante un momento.

Gato, hospitalización y convalecencia: cómo prepararlo y tranquilizarlo ?

© Flickr – andersbknudsen

En dependencia de la atención brindada, el gato tiene la posibilidad de tener inconvenientes de movilidad (pata enlucida, por poner un ejemplo). No comprende que fué operado, enlucido y que próximamente recobrará sus facultades, con lo que puede pararse, incomodarse o aun con movimientos inesperados hacia .

De nuevo tranquilícelo, recuerde dar a conocer fragancias relajantes para gatos y, si es requisito, pídale consejo a su veterinario si piensa que puede estar herido.

Si su movilidad se disminuye , recuerde poner sus cuencos y basura lo mucho más cerca viable para eludir que camine y se lastime.

Asimismo pasa que nos observamos obligados a regresar para cuidar de los veterinarios: puntos para remover, lesiones para contrastar, extracción de yeso, radio de control para realizar.

Nuevamente, no se asuste, tranquilice al gato: «en esta ocasión se va a quedar con , va a ir veloz, todo va a estar bien». Dale ciertas flores de Bach adaptadas a su caso, antes de partir.

Insista en realizar la cita a fin de que Félix sea tomado de manera rápida y no deba aguardar bastante en la salón de espera con otros animales, lo que podría ponerlo inquieto y menos de manera fácil manipulado por el veterinario.

Gato, hospitalización y convalecencia: cómo prepararlo y tranquilizarlo ?

© Flickr – Môsieur J.

Cuando concluya el examen, de vuelta a casa, que se recupere de sus conmuevas en paz. Si se eliminaron los puntos, vea que la curación va bien.

3. Amoldarlo y ahorrarlo

Asimismo piense en eludir tocar áreas sensibles o dolorosas y en avisar a sus hijos que no manipulen al gato como lo harían si todo saliese bien.

No te enfurezcas con si tiene una pata o colmillo infeliz: en el momento en que padeces, tiendes a resguardarte mucho más de lo que deberías, es exactamente lo mismo para los gatos. Por temor, mal o anticipación del mal, tienen la posibilidad de actuar de forma mucho más combativa. De ahí la relevancia de dejarlos relajados para volver como estaba.

En unos días todo volverá a la normalidad, y estos solo van a ser pésimos recuerdos para , para su compañero de 4 patas.

Gato, hospitalización y convalecencia: cómo prepararlo y tranquilizarlo ?

Accionar del gato