Homeopatía para animales: todo el saber sobre esta medicina veterinaria natural: trate a su gato

De hoy en humanos, la homeopatía asimismo se ha creado en animales. Da gatos, perros pero asimismo NAC (New Company Animals) con provecho naturales capaces de calmar o impedir muchas dolencias, como lo explicó el Dr. Agnès Darnis, un veterinario experto en fármacos alternos y complementarios.

¿Qué es la homeopatía veterinaria? ?

Fue a fines del siglo XVIII que un médico alemán, el Dr. Hahnemann se encontraba convencido de que era viable otra forma de régimen. Experimenta en el sujeto sano los efectos de cientos y cientos de substancias (plantas, minerales, venenos)…), prescrito a niveles diferentes de dilución, y los cuenta esmeradamente: esta es la patogénesis . Por medio de este trabajo, contamos información muy descriptiva sobre los síntomas ocasionados por estas substancias.

Dr. Hahnemann trata a sus pacientes aplicando un principio fácil, el de similitud : si una substancia causa síntomas en un individuo sana (ejemplo: el medicamento de Ipéca te hace devolver), una solución de Ipeca muy diluida (dosis en.

De este modo nació la homeopatía: trata el síntoma con su afín, diluido y energizado (miedos destacables aplicados al fármaco diluido). Este fármaco se desarrolló primero para tratar animales de granja, entonces se extendió a las mascotas hace unos 50 años.

Qué anomalías de la salud tienen la posibilidad de tratarse con homeopatía en animales ?

Las advertencias son tan variadas como las cepas usadas, pues se prescribe tanto en patologías diarias (trastornos digestibles, mal, lesiones, lactancia inquieta…) que en dolencias crónicas (alergias, disfunciones tiroideas, incontinencia urinaria posterior a la esterilización, etcétera.), o en atención de acompañamiento en cancerología (fuera de la cirugía,.

¿De qué forma es una consulta veterinaria homeopática? ?

Una consulta veterinaria homeopática necesita un examen clínico cuidadoso, pero asimismo una extendida lista de cuestiones, que en ocasiones sorprenden a los dueños . Tiene una hora, 2 o tres ocasiones mucho más que una visita médica usual. En verdad, cada aspecto cuenta: las condiciones de adopción del animal, su historia día tras día, su carácter, sus opciones, su historial médico terminado y, más que nada, los síntomas precisos que motivan la consulta.

Tomemos el ejemplo de una cojera: un homeópata le va a preguntar las formas : tras lo que apareció ? es el mal peor día o noche ? Agravado o disminuido por el movimiento ? Por calor ? En el frio ? ¿El animal se acuesta con gusto sobre su pata enferma (mal mejorado por la presión)? ? etcétera ….

Merced a estas respuestas es viable orientarse entre los una cantidad enorme de fármacos y diluciones libres. En consecuencia, los veterinarios que practican la homeopatía precisan toda la información que los dueños logren catalogar, pues cada régimen está rigurosamente a la medida.

En la práctica, la homeopatía veterinaria es vinculante ?

En la práctica, los tratamientos con gránulos homeopáticos son económicos y muy simples de dirigir , pero algunos periodos de restricción necesitan rigor. Si se necesita terapia de fondo (para limitar, por poner un ejemplo, las recaídas de una afección crónica), se precisan de 3 a 6 meses en suma.

Por suerte, los desenlaces son con frecuencia tan veloces como motivadores y la compatibilidad con los tratamientos comúnes es total.

Todos estos criterios hacen de la homeopatía un fármaco de enorme valor para perros, gatos y NAC, pero necesita precisión, observación y rigor, para el cuidador para el dueño.

Dr. Agnès Darnis

Especialización veterinaria en médicos alternos y complementarios

www.vetozen.com

Asimismo lea: Todo el saber sobre la acupuntura para perros y gatos