¿Los perros y los gatos son siendo conscientes de su imagen? ? – Entiende a su gato

Esta pregunta con frecuencia hace aparición encima de la mesa, por el hecho de que los etólogos no tienen la posibilidad de entender precisamente qué tienen los animales en sus cabezas. No obstante, se conoce que la prueba espéculo nos asiste a saber el nivel de conciencia de un animal. De qué forma esta prueba nos deja entender la percepción y cognición animal ? ¿Cuáles son sus límites? ? ¿Mi perro o gato puede reconocerse a sí mismo? ?

Tomar conciencia de su reflexión fué a lo largo de ciertas décadas una prueba de sabiduría generalmente efectuada en animales. Conocemos algunas especies capaces de reconocerse en un espéculo , como algunos primates, delfines, etcétera. Pero estas especies no son varias. Y tratándose de perros y gatos, semeja que no tienen la posibilidad de …

¿De qué forma sabes si el animal se reconoce en un espéculo? ?

En etología, la ciencia que estudia el accionar, es requisito ver las reacciones del animal para intentar saber qué ocurrió en su cabeza, al nivel de la percepción , y 5c4. El animal sabe de qué forma generar razonamiento y puede hacer la educación, en dependencia de su clase. Lo que entonces establece un animal que conoce su imagen ?

Por ende, la prueba radica en poner al animal en frente de su reflejo y ver su accionar. En la mayor parte de las situaciones, el animal siente la reflexión y exhibe alguna curiosidad. Lo que prueba que identifica bien su imagen es su aptitud para lograr proyectar lo que sucede en la reflexión sobre sí mismo. Por servirnos de un ejemplo, si está un elemento tras , y el animal se da vuelta al haberlo visto en el espéculo.

Pero la prueba creada en la década de 1970 por el estadounidense Gordon G. Gallup radica en poner una marca inodoro en la cabeza del animal, y ver de qué forma tiene una reacción , a sabiendas de que.

Este género de reacción es extraña: aparte de determinados primates y ciertas otras especies, hay escasos animales capaces de llevarlo a cabo (todavía apreciaremos la existencia de algunas aves, entre las especies que tienen un contestación efectiva a esta prueba).

Por norma general, un perro o un gato va a ser interesante y manifestará hábitos de comunicación, tal y como si identificara la reflexión como otro sujeto . Aun se tienen la posibilidad de ver reacciones de temor, agresión o, en contraste a los intentos de contacto amistoso.

En este vídeo, el gato identifica su reflejo como otro gato y busca jugar con .

Por qué razón los perros o gatos no tienen la posibilidad de reconocerse entre sí ?

Para reconocerse en un espéculo, precisa numerosos aprendizajes, incluyendo la autoconciencia, y el límite entre su cuerpo y el resto . No obstante, ahora nos encontramos observando algunos perros o gatos que no tienen la posibilidad de detectar su cola como correspondientes a !

Es esencial comprender que al nacer, los perros y los gatos, como los humanos, no tienen idea de qué manera emplear sus cuerpos ! Los primeros aprendizajes dejan al sujeto admitir su cuerpo y controlar sus movimientos.

Pero si los gatos y los perros ahora están peleando por tomar conciencia de distintas unas partes de sus cuerpos, es muy posible que logren llevarlo a cabo aún menos en una reflexión.

Asimismo suponemos de qué forma el animal crea su cosmos: siente el planeta empleando sentidos afines a los nuestros, pero favoreciendo mucho más bien el fragancia . No obstante, esta reflexión inodoro debe ocasionar un fenómeno de discordancia cognitiva, tal y como si estuviésemos viendo a alguien que charla sin tener sonido. Para los humanos, cuyo concepto primordial es la visión, esta prueba es lógica; pero para los animales basados en el fragancia, nada es menos seguro (y esta es la primordial crítica apuntada contra la prueba de espéculo).

¿Cuáles son los límites de la prueba espéculo? ?

Si los animales no tienen la posibilidad de detectar su imagen en un espéculo, no obstante consiguen admitir a otro sujeto, ver para identificarlo como congéneres. En ocasiones observamos hábitos que son bien difíciles de interpretar, como la reacción de este gato a su reflexión:

Observamos que el gato se frota la cabeza con la pata . Nada nos deja asegurar que se reconoce a sí mismo, pero tocarse así observándose en el reflejo se parece mucho a una reacción humana en frente de un espéculo. Además de esto, este accionar no es una reacción común en contestación a un congénere: esta reacción es, en consecuencia, realmente difícil de interpretar.

En consecuencia, esta prueba tiene límites, y la reacción del animal no en todos los casos basta para saber lo que sucede en su cabeza.

Todavía es muy posible que este gato genere esta reacción por al azar. Aun si semeja una reacción humana, no hay una razón especial a fin de que este gato sea mucho más capaz que el resto (en especial por el hecho de que es joven). Pero no es realmente difícil ! Hay diferencias importantes en las capacidades cognitivas de los animales , y no es pues la mayor parte de los gatos no logren saber su reflejo que un gato no puede llevarlo a cabo.

En todo caso, tienes que tener bastante precaución con las interpretaciones de las reacciones: aun si se semejan a las nuestras, precaución con las conclusiones apuradas, y como ha dicho Morgan en 1894: “En ningún caso debemos interpretar que la acción animal cae en el ejercicio de facultades de prominente nivel, si esto puede interpretarse como que cae en el ejercicio de facultades de nivel inferior. «

Asimismo para leer: De qué forma la genética influye en la salud de mi perro ?