Mi gato mueve la cola

Mi gato mueve la cola, ¿qué es lo que significa eso?

«Mira, está enojado, con la cola azotada.». Quien aún no ha escuchado este comentario en presencia de un gato ? O quién no fue recibido por su gato fregando contra las piernas, la cola derecha y tenuemente doblada hacia adelante ? ¿Qué es lo que significan todos estos movimientos de cola en los gatos y de qué forma entender su estado anímico? ?

El gato no es un animal evidente para comprender. Habituado a vivir solo en la naturaleza, se comporta como un solitario , poco enfocado en la comunicación (si se equipara con especies sociales, como perros o humanos). No obstante, en los 4000 años que ha vivido cerca nuestro, el gato familiar ha creado sus hábitos de comunicación, como ronronear o miar, rarísimo en gatos salvajes, pero recurrente cerca de los humanos.

En este momento, la comunicación no se habla solo de sonidos. Es un grupo que para animales incluye posiciones, movimientos, vocalizaciones y fragancias . Aun si el gato utiliza un directorio de sobra de 50 vocalizaciones distintas, uno no debe desatender todas y cada una de las señales mandadas sencillamente por sus movimientos. Y la cola todavía es una manera muy eficaz que el gato utiliza para estar comunicado.

Por consiguiente, descifraremos ciertas posiciones tomadas por el gato y su concepto. Siempre y en todo momento tenga presente que estos son ejemplos, y si se pregunta qué desea transmitirle su gato, debe ver estas señales sabiendo todas y cada una de las señales, su carácter y el contexto.

La cola que golpea: un signo de emoción, exitación o furia ?

La cola se desplaza salvajemente, dispar, con movimientos extensos , en general a lo largo de una etapa de actividad. Este movimiento es característico, y la mayor parte de los dueños saben reconocerlo y entenderlo.

Este es en verdad entre los movimientos del gato que los pequeños aprenden primero a detectar. Es como una observación: el gato advierte de su estado anímico y de comer para arrimarse a en ese instante . Una o 2 garras alcanzan para entender el mensaje y la educación llega de manera rápida: en el momento en que el gato golpea el aire con la cola, no tienes que poner las manos sobre …

Debe tener precaución pues numerosos contextos tienen la posibilidad de realizar aparecer este accionar:

  • El gato es forzado y empieza a impacientarse. Solo toma un gato en tus brazos y espera a conocer que empieze a enseñar su impaciencia así. Si el ensayo prosigue, el gato puede empezar a pelear, empleando sus garras si es requisito.
  • El gato está en la mitad de una etapa de actividad, el «cuarto orate de una hora»: estas fases de forma frecuente empiezan al amanecer y al anochecer, un tiempo propicio para la actividad del gato. Caza ratones imaginarios, o los juguetes que le ofreces, lo que sea: lo ves cambiar entre razas profundas y breves, y fases en el monte, o la cola puede golpear el aire, lo que refleja su emoción.
  • El gato es estimulado por un fragancia: de forma frecuente observamos este género de reacción a la yerba gatera u otros fragancias que atraerán al gato. Asimismo sentimos que la emoción incrementa por causas positivas. Aquí hay, por poner un ejemplo, un gato agradablemente asombrado por un reciente blanqueador del suelo, y uno nota bien la intensa alegría y la cola que late, mientras que explota su baño de fragancias.

Estos tres ejemplos ilustran ocasiones distintas pero muy peculiaridades. Es comprensible que el gato no use este movimiento por solo una razón. De todos modos, esto refleja un profundo incremento de las conmuevas, un pico de actividad . Pero las situaciones y las conmuevas socias tienen la posibilidad de ser distintas: desde la furia y la frustración en el momento en que el gato es forzado, hasta la alegría excesiva en el momento en que está en su «disparidad de cuarto de hora» … Recuerde, siempre y en todo momento mire el contexto !

La cola erecta, encorvada hacia adelante: un signo de salvación ?

Esta posición asimismo es muy conocida por los dueños, pero por causas opuestas: no advierte de un estado anímico negativo o arriesgado, pero por contra, es el signo de una interacción efectiva con el gato.

Esta posición se emplea con , pero asimismo con otros animales, y forma parte a un repertorio terminado de hábitos concretos de la interacción efectiva: fricción , miau retaguardia

Por ende, es un signo de socialización del gato . No es extraño ver a los llamados gatos familiares de humanos actuar aun muy seductores con , empleando esta posición. Quien jamás vió a un gato callejero corriendo contra su pantorrilla, maullando amorosamente con su cola derecha ?

Si me refiero al término seducción para calificar el propósito de la operación, es que con frecuencia se emplea en un contexto alimenticio. La actividad primordial del gato salvaje es la búsqueda de comida. No obstante, un gato familiar sustituye la caza con mendicidad, y estos hábitos se transforman en la actividad primordial del gato.

Esta es una asociación mutuamente ventajosa (charlamos de comensalismo), pues si el gato nos cautiva para conseguir comida, asimismo nos beneficiamos ! La posición «cola posterior y erecta» nos sugiere ir a acariciarla, y de forma frecuente es el instante en que el gato tiene mucho más posibilidades de dejarnos llevar a cabo : los resultados positivos de estas relaciones para nuestra ética y nuestra salud psicológica ahora no es así.

Pero el gato se reserva esta actitud aun fuera de las fases de la comida, como lo prueban las «fiestas de gatos» en el momento en que volvemos a casa ! Es una manera de asegurar su alegría, en un contexto de comunicación pura (no lo haría si estuviese solo).

Por ende, la cola derecha no es tanto un signo de salvación (el respeto y el honor son conceptos humanos), como una señal fácil que señala el estado anímico muy positivo del gato . Es una convidación a interaccionar con .

Comunicación, una historia de contexto y temperamento

Para finalizar, en consecuencia, me semeja esencial regresar al término de comunicación: vimos 2 ejemplos de comunicación en gatos con la cola, y descubrimos que el concepto de sus movimientos es dependiente de enorme manera de la situación ! Por ende, me agradaría explotar esta ocasión para recordarle que una posición, o algún otro elemento de comunicación, solo puede interpretarse sabiendo por una parte el contexto, pero asimismo la personalidad del gato .

Tenga presente que estos 2 ejemplos se tienen la posibilidad de contrastar en gatos: por una parte, la cola agitada y golpeando el aire invita a distanciarse del gato , al tiempo que la cola derecha y quieta invita para arrimarse al perro [19. O sea lo que hay que rememorar sobre el concepto de los movimientos de la cola del gato ! Elegir sobre las pretenciones o las conmuevas que tienen la posibilidad de asociarse con , sin saber el contexto, es correr el peligro de que cometa fallos de interpretación .

Conque siempre y en todo momento tómese el tiempo para ver a su animal antes de apurarse a interpretar todos sus hábitos !