Osteoartritis en gatos y perros: prevención, síntomas y régimen – Régimen de gatos

La osteoartritis es una patología bastante común que normalmente perjudica a gatos o perros mayores, si bien asimismo puede perjudicar a animales mucho más jóvenes. Es una patología vinculante por el hecho de que degrada la vida día tras día de nuestros animales al obstaculizar su movilidad. En verdad, en ciertos casos, el mal puede ser incapacitante.

¿Qué es la osteoartritis? ?

La osteoartritis es un fundamento común de consulta en veterinarios. Es la patología articular más habitual en medicina veterinaria. Su prevalencia está bastante subestimada. En verdad, se calcula que por lo menos el 40% de los perros y gatos detallan signos clínicos de osteoartritis. En gatos mayores de 12 años, esta cantidad consigue el 90%.

La osteoartritis en gatos y perros es una patología progresiva y degenerante que perjudica las articulaciones. Se ajusta a una humillación del cartílago de una o mucho más articulaciones, eminentemente del codo, la cadera y la rodilla, ocasionando inflamación. La osteoartritis causa tanto mal que se disminuye la movilidad de perros y gatos. Estos dolores van a ser mayores conforme progrese la patología.

La osteoartritis es una patología que perjudica a los animales enormes con una mayor frecuencia gracias a su morfología, aun si asimismo puede perjudicar a todos y cada uno de los gatos y perros, con independencia de su raza.

Síntomas de osteoartritis en gatos y perros

Los signos clínicos de osteoartritis son considerablemente más detectables en perros que en gatos. En perros, la osteoartritis actúa como:

  • Mal en una o mucho más piezas articulares;
  • Rigidez fría, esto es, el animal tiende a cojear en el momento en que se levanta;
  • Máculas de la articulación;
  • Negativa a caminar;
  • Pérdida de apetito;
  • Sobrepeso;

En gatos, la osteoartritis es menos simple de advertir por el dueño. No obstante, podemos consultar que el gato cambia sus hábitos de locomoción:

  • El gato por el momento no brinca ni duda en saltar;
  • Duerme mucho más de lo frecuente;
  • Fachada descuidada (es menos inodoro);
  • Renuencia a desplazarse (sin cojera).

Osteoartritis en gatos y perros: régimen

Caso de que sospeche un inconveniente en las articulaciones de su perro o gato, la primera cosa que debe llevar a cabo es llevarlo al veterinario. Este último realizará un examen clínico apoyado en exámenes auxiliares (radiografías, imágenes, escáner de artroscopia, examen de fluido sinovial, etcétera.) para hacer un diagnostico osteoartritis en su animal.

Si se asegura el diagnóstico, el veterinario puede entablar el régimen. Se tienen la posibilidad de ofrecer múltiples opciones con la meta de sostener el acertado desempeño de las articulaciones y, por consiguiente, sostener una excelente calidad de vida para su animal.

El régimen de la osteoartritis en gatos y perros radica en un régimen antiinflamatorio para calmar el mal, la fisioterapia (natación, alfombra sumergida, flexión pasiva, extensión de la articulación, etcétera.) y complementos alimentarios para sostener la movilidad de las articulaciones.

Como tal, un alimento complementario que puede considerarse un increíble aliado para el régimen de los síntomas relacionados con la osteoartritis es Flexadin. Este producto tiene dentro UC-II (colágeno tipo II desnaturalizado), una molécula que la red social científica ha reconocido como eficaz para progresar la tranquilidad y elasticidad de las articulaciones, tal como su movilidad.

Buen plan Wamiz : si quiere evaluar Flexadin adelantado para su gato mayor en Conso Animo

Publicación