¿Por qué mi gato juega con su caca?

El gato es un animal travieso, una cuerda. Pero en ocasiones ciertos dueños se sorprenden: el juguete que volverá desquiciado a tu gato es uno de sus excrementos. ¿Es habitual, aun para un animal, no ser disgustado por los excrementos? ? ¿Por qué razón hace esto? ? Qué llevar a cabo para dejar de jugar con su caca ?

Pero el gato que juega con sus heces va alén de la fácil supresión.

En el artículo, vamos a explicar por qué razón el gato puede jugar con su excremento : cuál es su accionar habitual para remover y de qué forma puede mostrarse esta clase de accionar.

El accionar eliminatorio del gato

Se conoce que el gato es suficientemente sensible con su inodoro. Su accionar de supresión es muy estructurado y hace aparición muy temprano en el gato. En verdad, solamente destetado, el gato lleva a cabo espontáneamente los hábitos vinculados a sus pretensiones .

Particularmente procurará áreas distendidas y seguras , que tengan ciertas peculiaridades físicas que adoran los gatos: es requisito que absorba , y también idealmente, . Esto causa que el gato vaya muy con frecuencia sin que se le enseñe a la caja de arena (en el momento en que no sale). En ocasiones hay pequeñas diferencias (la maceta, el sofá, los zapatos …), pero generalmente, el gato es un animal bastante limpio, según nuestros criterios.

Por otra parte, todos y cada uno de los gatos no administran la restauración de forma eficaz. El accionar «innato» radica en rascarse cerca de sus pretensiones, pero en ocasiones el gato pica al costado del contenedor o manda la grava absolutamente al costado. Que puede dejar el excremento al aire libre.

Fuera de estos instantes, el gato tiende a eludir las áreas donde precisa. No posee nuestro disgusto por los excrementos, pero tampoco es como el perro, que tiende a sentirse atraído por estos fragancias (hasta el punto de llevar a cabo comida de forma frecuente…).

En consecuencia, el gato es mucho más especial que el perro, pero todavía es un animal y no se va a centrar en el objeto «exc.»Como algo sucio. Cuando los excrementos son secos y también inodoros, puede verlo como un guijarro común y emplearlo para jugar, sin expresar nuestro disgusto .

El gato: un jugador oportunista, que jamás pierde una ocasión

En el momento en que deseas comprender al gato, tienes que desvanecer un término erróneo sobre los gatos: no son animales perezosos . Si bien de manera frecuente exhibe un accionar relajado y supuestamente desactivado, de todos modos el gato está activo todo el día.

Esto se origina por su modo de nutrición: en la naturaleza, son las presas pequeñas las que conforman su dieta. Y se precisa el semejante a 12 ratones para dar de comer a un gato en el transcurso de un día: lo que lo realiza pasar el día buscándolos, tan rápido como está despierto. La caza es, en consecuencia, el accionar primordial del gato !

En el hogar, el gato halla su comida en un tazón, de manera frecuente sin la necesidad de buscar. Por ende, es el juego que ocupa al gato , y podemos consultar que reproduce en el juego su accionar de cazadores. Y particularmente, jamás pierde la posibilidad de saltar sobre un pequeño objeto en movimiento.

De ahí el término jugador oportunista: en contraste al perro, que caza en manadas mientras que puede hallar a su presa, el gato va a preferir apresar en el aire . Espera a que una presa se manifieste cerca de para saltar de repente, y las solicitudes, si tienen sitio, no duran. Y, más que nada, el objeto mucho más pequeño que pasa por su campo de visión puede volverse de forma rápida atrayente para .

Una pluma, una bola de masa de papel, juguetes para gatos, un trozo de cuerda: todo se puede emplear como juguete, si bien cada gato lleva a cabo de manera rápida hábitos y opciones.

Pero como se ha dicho previamente, un estiércol que imita de manera perfecta una bola (rápida, sólida, rodante) no asqueará al gato , y va a tener especificaciones de juguete: el paso se da de forma rápida !

El gato escogerá de forma rápida los juguetes con los que mucho más se divierte , y tenderá a desatender a el resto. Para disgusto de los dueños que adquieren varios juguetes, el gato tiende a ignorar una parte de .

Pero jugar con su excremento es, por ende, un hábito que puede tomar al comienzo . Un gato adulto que tiene sus juegos preferidos puede estar bajo riesgo de empezar a divertirse con sus excrementos.

Por otra parte, es común ver gatos jugando con excrementos . El gato es interesante y explorador, y todos y cada uno de los hábitos de caza descritos previamente se exacerban en el gato. Todo cuanto es pequeño y que se desplaza lo fascinará por largos instantes.

La mayor parte de los gatos abandonarán este juguete en pos de otros juegos, pero ciertos extienden este accionar a lo largo de su historia adulta.

Qué realizar a fin de que mi gato no juegue con sus excrementos ?

Le resultará bien difícil eludir que su gato acceda a su caja de arena (no sería muy divertido para y puede aliviarse en otro sitio) !). No se aconseja regañarlo, por el hecho de que asociaría la reprimenda con su presencia: el gato sabe de qué manera admitir los instantes en que no está allí para eludir castigos. Eso degradaría la relación que tienes con .

La mejor solución es sencillamente realizar irrealizable la salida de los excrementos de la basura. Para ello hay cajas de arena con paredes altas , o aun una salida desde arriba. No hay ningún inconveniente a fin de que el gato acceda a la caja de arena, no obstante, es realmente difícil para sacar un estiércol pateándolo.

No olvide darle, a cambio, juguetes que sean equivalentes a la «bola» improvisada que empleó ! Es esencial ofrecer actividad a su gato , que se ajusta a sus pretensiones.