¿Por qué mi gato me mira y brinca sobre mí?

En ocasiones puede ver su séquito con una observación intensa y penetrante, el cuerpo listo para saltar. Los humanos a su alrededor de forma frecuente se preguntan si es juego o agresión, si el gato expresa alegría o furia. ¿De qué manera sabes qué hay tras este aspecto «asesino»? ?

Es un instante popular por todos y cada uno de los amigos de los gatos, en el momento en que nuestro pequeño compañero peludo recuerda sus orígenes felinos . Mientras que tratas en silencio contigo, enfocado, sientes una presencia a tu alrededor. Solamente levantas la mirada como la ves: tu gato te mira con intensidad. Tan profundo que te sientes perforado por este aspecto !

Pero en ocasiones, no hay tiempo para ver la presencia del gato de que es bastante tarde ! Un pequeño movimiento de tus pies, un boli que se desplaza bastante, un auricular colgante y patatras: aquí está tu gato saltando sobre ti, tal y como si te estuviese persiguiendo .

Esta escena tradicional trae una pregunta recurrente de los humanos que se codean con los gatos: ¿qué es lo que significa este aspecto profundo y inclinado? ? Qué puede representar el aspecto del gato generalmente ? ¿Y qué tenemos la posibilidad de decir sobre el aspecto llamado «asesino»? ?

El gato, un animal con un temperamento activo y solitario

Para entender absolutamente al gato, es imperativo interesarse en su temperamento especial. Opuestamente a la creencia habitual del «gato negro», el gato es un animal comprometido . En verdad, precisa comer con mucha continuidad, lo que quiere decir que pasa la mayoría de su tiempo intentando encontrar comida. siempre y en todo momento está «en el puesto de observación».

En consecuencia, habitamos casa con un animal que de manera frecuente tiene alimentos en ingreso libre y regular, y cuyo accionar primordial es la caza. Esto expone un inconveniente: el gato ahora no posee la posibilidad de proteger como lo haría en la naturaleza para buscar comida !

Por esa razón a los gatos les agrada jugar: el juego de forma frecuente reproduce su accionar de caza. Esto les da exitación al paso que impide el aburrimiento , lo que les deja efectuar aprendizajes .

No obstante, aun el más destacable juguete imaginable para un gato se ve pálido en frente de un juguete animado por un humano. En el momento en que no se habla de manera directa de humanos: el juego popular, muy que se encuentra en los gatos, asimismo se aprecia a lo largo de la vida adulta con humanos. La próxima vez que aprecies que tu gato te mira y brinca sobre ti , lo vas a pensar !

Juega en gatos

En este momento, el gato tiene una manera muy particular de jugar. Esto procede de su dieta y sus métodos de caza: el gato come presas pequeñísimas, que caza para el futuro . En otras expresiones, jamás persigue una pista fragante; Por otra parte, pasea por su campo de vida saltando sobre todo cuanto se va a mover en frente de !

Por consiguiente, los gatos con frecuencia juegan juegos de persecución . El juego clásico de los gatos es verse el uno al otro como un perro de barro a lo largo de largos minutos, y tan rápido como un estruendos donde un ademán impulsa a entre los gatos, van a perseguirlo. De forma rápida, el gato perseguido se atascará y se va a dar la vuelta, y el juego se reiniciará.

Ocasionalmente, tenemos la posibilidad de ver algo de interferencia asimismo. Pero en contraste al perro, el gato tiene un juego bastante menos táctil. Gozará chequeando su propósito a lo largo de largos minutos antes de saltar más que nada de una vez, con lo que supuestamente es un juego bastante menos «activo» pero para el que el gato está absolutamente concentrado. O sea lo que transporta a varios dueños a meditar que son la «presa» de su gato.

Por consiguiente, es a lo largo de estas fases de actividad que probablemente su gato lo convierta en un juguete para apresar ! Reconocerás estos instantes con su mirada traviesa, la pupila retraída, el cuerpo listo para saltar. La «disparidad del cuarto de hora», como de costumbre denominar esa hora, de forma frecuente tiene rincón al despertarse y durante la noche, pero asimismo puede ocurrir cualquier ocasión del día.

El concepto del aspecto del gato

Tu gato te mira y brinca sobre ti ? Por ende, este llamado aspecto «asesino» lleva por nombre acertadamente: en verdad es accionar de depredación . Pero eso no quiere decir que tu gato desee matarte !

En verdad, el gato efectúa naturalmente juegos que le dejarán en la naturaleza estudiar hábitos fundamentales para su supervivencia, como la caza. Pero en nuestros hogares, el gato no requiere apresar, y el juego aquí se transforma en una fuente de otro estudio popular como el control de garras y mordida.

De este modo, este aspecto refleja la emoción del gato ahora mismo : una excitación y una alegría intensa . Conque ten precaución de no tergiversar este aspecto, no hay animosidad por la parte del gato.

En otras situaciones, su mirada tendría otros significados: es el contexto que nos deja entender lo que el gato probablemente tenga en la cabeza mientras que efectúa el accionar. Por poner un ejemplo, la mirada intensa del gato que se instala cerca nuestro, con tranquilidad, refleja otro estado mental, relajado y calmado.

De qué forma reaccionar si mi gato me «caza» ?

Ver a tu gato que te mira y brinca sobre ti supone que eres la presa de tu gato, o mucho más bien su propósito, en tanto que no posee la intención de comerte (todavía feliz) !). No obstante, al gato le resulta bien difícil supervisar su fuerza jugando. Y ciertos de sus asaltos tienen la posibilidad de no ser del gusto de los humanos que lo cubren.

Ahora, para lograr enseñarle a supervisar sus garras y su mordida, es requisito eludir castigar activamente al gato (que jamás se aconseja con el gato). Elige una alternativa de educación efectiva consistente en « sacar el premio «, aquí el juego: tan rápido como tu gato empieze a doler, detienes el juego .

Si tu gato te llama la atención, el fácil hecho de chillar (que normalmente es un reflejo, de todas formas …) asustará al gato, y eso va a ser mucho más que bastante a través del refuerzo negativo. En todos y cada uno de los casos, el gato debe parar su agresión, es dependiente de rascar la contestación para llegar allí . Lo más esencial todavía es no seguir el juego y dejar que el gato se calme apartándose de .

Estos asaltos no son anómalos mientras que se queden medidos. Pero si su gato exhibe con mucha continuidad juegos de depredación, o tiene inconvenientes para contener sus conmuevas y supervisar su fuerza, puede preguntarse si se complacen sus pretensiones de actividad . En verdad, un gato fallido por no poder proteger según sus pretensiones va a tener mucho más adversidades para concentrarse en el juego. La solución supone enriquecer el medioambiente, así sea ofertando juguetes o instantes para divertirse con .