¿Por qué razón la rutina es tan esencial para el gato? ? – Entiende a su gato

Proseguir exactamente los mismos rituales todos y cada uno de los días es increíblemente esencial para los gatos. Y el mucho más mínimo cambio, en el ritmo o en el medioambiente puede perturbarlos muy intensamente. Pero por qué razón la rutina es tan esencial para nuestros gatos familiares ?

, conductista del gato , nos enseña de qué manera la domesticación del gato logró precisa esta ritualización para combatir contra el agobio:

En el momento en que charlamos de etología, charlamos de gato salvaje, no domesticado, lo que llamamos gato Haret (Félis silvestris catus) de una forma algo técnica. En la mayoría de los casos, jamás hablo de técnica en mis productos, a fin de que todos logren comprender sin tener una enciclopedia de rodillas ! No obstante, dado el tema cubierto, es fundamental regresar a ciertos puntos.

De la vida salvaje a la tranquilidad de una vivienda

Previamente, por ende, nuestro gato Haret vivía en un territorio que guardaba para toda la vida, en verdad, el gato no es un nómada . La mayoría del día, y durante la noche, el gato debe apresar, se precisa un promedio de veinte presas pequeñas al día para subsistir. Toma tiempo. Un buen tiempo. El gato va a viajar millas para localizar algo de comer comunmente. Entre 2 presas descansa, para recobrar su agilidad y su agilidad para la próxima presa. Va a preferir apresar a la noche, lo que lo estimula: la composición de su ojo le deja ver la noche, a la única luz de una estrella, como a plena luz del día. Preys que no tienen esta capacidad, va a aprovechar la posibilidad para atraparlos mejor y mucho más veloz. O sea solo un paréntesis para argumentar que ciertos gatos eligen comer o jugar a la noche.

Entonces el gato ve al hombre sedentario: vive en un territorio sin modificarlo, como el gato. El hombre se resguarda del tiempo, sostiene apartados a los predadores y la presa frecuente del gato es la legión a su paso… No obstante, el hombre trata de liberarse de estas exquisitas presas regordetas … Y si el gato vino, asiste para esto ? Podría ser alimentado de forma fácil prestando servicio y, a cambio, va a poder gozar de un techo y paredes, protegiéndolo del frío y la lluvia, pero asimismo va a estar fuera del alcance de los predadores !

Aquí está nuestro gato Haret en un granero, que corre tras ratones de campo, ratones, ratas y aves de atrapa que anidan en el establo … Mucho más zorros, comadrejas u otros predadores, y más que nada mucho más precisan buscar cobijo en el caso de frío !

Solo aquí, qué realizar con el día ? Sus 20 presas cotidianas, no es requisito ir millas para hallarlas, unas escasas horas alcanzan y el resto del tiempo ?

Ritualizar el día a la atención

Y esta es otra preocupación para nuestro gato Haret, un vecino asimismo estableció su hogar en el granero, y como buen gato, no vivimos juntos … Problema … quedarse y respaldar al entrometido o irse y fallecer de apetito y frío ? Lástima, nos quedamos, el sacrificio no es tan enorme, aun si se hace de mala gana …

Queda por ver qué llevar a cabo con el día, que le semeja larguísimo a nuestro pobre gato Haret, mucho más verdaderamente salvaje, pero poco a poco más familiar. Y allí nuestro amigo gato mirará a su alrededor. ¿Qué hacen los bípedos de sus días, los que viven como gatos o prácticamente? ? Tienen un ritmo fijo, rehaciendo día a día exactamente los mismos movimientos a exactamente las mismas horas. La solución está ahí para nuestro gato: cuídate.

Aquí es donde el gato empezará a ritualizar su día , siempre y en todo momento realizando lo mismo en exactamente los mismos instantes precisos. Como es natural, hay variantes en todo el tiempo, en dependencia de la edad del tiempo, otros animales, etcétera. Pero el marco períodico, continúa en su rincón.

Pasan los años a fin de que nuestro gato de granja se transforme en un sirviente. Las ciudades se crean, llenan y los humanos traen gatos con . Siempre y en todo momento con la primordial preocupación de remover las fieras, antes de meditar en la compañía. Los gatos se multiplican en las ciudades, apropiándose de las calles, alimentándose en los botes de basura en el momento en que las ratas no son suficientemente varias. La comida se está volviendo mucho más simple de conseguir y el tiempo se está volviendo poco a poco más bien difícil de ocupar.

Y en los años 60/70, el gato entró en los pisos, se alimentó con pasteles y croquetas, y tardó aún menos en hallarse. De a poco, los humanos aun van a tener una visión tenue de dejar que un gato cace y se nutra con ratones y otros roedores. Swatter y otras trampas sustituyen a los gatos en esta función. El gato se transforma en nuestro amigo y cómplice , mucho más el cazador de fieras. Se transforma en el compañero perfecto para personas solteras, pequeños y jubilados. Entra en todos y cada uno de los hogares, aun los hombres solteros de manera frecuente tienen un gato para hacerles compañía.

Y los días del gato, solos en la vivienda o en el departamento, son largos, muy largos. Siestas, inodoros, ciertas croquetas, garras, juegos, siestas, croquetas, cajas de arena … El día jamás acaba. Llega el humano, y allí demandamos sus muchas caricias del día a día, pero muy de forma rápida el bípedo se duerme y la noche asimismo va a ser extendida … nuestro pequeño felino próximamente se habría hundido en la depresión, quedando desactivado.

Sin rutina, el gato de ansiedad

La ritualización se regresa poco a poco más intensa , dejando prácticamente ningún tiempo para el tiempo de inmovilidad. Y tan rápido como esta rutina se detiene, el gato está preocupado. Se transforma en una obsesión: ocupar el día, realizar lo que hay que llevar a cabo en el momento en que sea preciso. Vaya desde la garra hasta el sofá al lado del reposabrazos derecho … No olvides frotar la puerta al ingresar al pasillo … Para lavar tras las 3 croquetas de 1:30 p.m. … Un tormento sin fin para nuestro pequeño compañero. Y si debe comunicar su historia con otro gato, hay que tener precaución de no hacer relaciones entre las tendencias de todos. Pero este es otro tema !

En consecuencia, pensamos que nuestros gatos padecen de TOC (Inconvenientes obsesivos apremiantes).

Además de esto, para facilitarle la vida a Félix, evite mudar los muebles, vea mudar los muebles, piense en dejar las cosas en sus asientos para no detenerlo en su trayectoria contra la ansiedad, en caso contrario corremos de forma directa al agobio. Este agobio que el gato muy feliz Haret no conoce y no posee tiempo para evaluar … Este agobio es el valor a abonar a fin de que nuestros gatos vivan calientes y sin escasez de alimentos. Puede parecer un sacrificio sencillo en frente de los varios propiedades de la domesticación, pero ciertos gatos jamás se habitúan. Además de esto, ayudémoslos lo destacado que tengamos la posibilidad ofreciendo suficientes ocupaciones a fin de que los rituales logren ser varios y diversos. Piense asimismo en prepararse para los cambios en el estilo de vida por adelantado.

> Movimiento, bebé, novedad: de qué forma elaborar a tu gato para el cambio ?

Y a los primeros signos de agobio de tu gato, tiene una reacción. No es requisito conectar transmisoras u otros sprays a desenlaces controvertibles, pero vea y también intente entender. Recuerde que de nuevo los conductistas tienen la posibilidad de asistirlo. Tienes una duda ? No espere a que Félix caiga en depresión.

En ocasiones, una fácil llamada telefónica puede asistirlo a entender o tranquilizarse sobre lo que debe llevar a cabo o eludir llevar a cabo.

Accionar del gato

www.conduct-cat.com