Cómo preparar bien al pez para un perro ? – Alimenta a su perro

Como parte de una dieta equilibrada, el pescado es un alimento muy interesante para su perro. Los peces gordos o magros contienen múltiples nutrientes buenos para su salud.

Hipoalergénico y rico en ácidos grasos esenciales como omega-3, el pescado es un alimento saludable y fácil de digerir para los perros. Asegúrese de eliminar los bordes que puedan quedar atrapados en el esófago y lesione a su compañero. El salmón y el atún son peces cuyo perro es particularmente aficionado.

Peces: múltiples beneficios para perros

El pescado es una fuente muy digestiva de proteínas para los perros que no toleran bien la carne.

A menudo ricos en ácidos grasos esenciales como omega-3 y omega-6, también contienen vitamina D, útil para la mineralización ósea, vitamina B2, que contribuye al metabolismo energético normal, así como muchos minerales beneficiosos para la salud de nuestros compañeros.

Integrado en su dieta de vez en cuando, el pez ayuda a los perros a mantener un hermoso abrigo y juega un papel protector para la salud cardiovascular, a la vez que es relativamente bajo en calorías.

Omega-3 también tiene interesantes propiedades antiinflamatorias para perros con artritis y dolor crónico.

¿Puede mi perro comer todo tipo de pescado? ?

Hay dos grandes familias de peces: pescado magro, como merluza, carbonero o bacalao, y pescado graso como la caballa, el atún, el salmón o el arenque.

Cuanto más gordo es un pez, más contiene ácidos linoleico y linolénico, que son importantes para la salud y deben ser traídos por los alimentos porque el cuerpo del perro no puede fabricarlos.

Además del pescado ahumado, demasiado salado, crustáceos y pescado frito o sazonado, el perro puede comer cualquier tipo de pescado, permaneciendo vigilante con pescado salvaje entero, que probablemente contenga parásitos como la casualidad o N. helminthoeca.

Los más beneficiosos para su salud son el salmón, el atún, la trucha, el arenque, las sardinas y la merluza.

Cómo preparar el pez para mi perro ?

El pescado se puede dar crudo al perro si está seguro de la frescura y la calidad del producto. En caso de duda o para peces enteros, un paso de unos pocos días en el congelador ayuda a eliminar el riesgo de parásitos.

Si le das pescado con mucha frecuencia a tu animal, sin embargo, es aconsejable cocinarlo. Los peces crudos contienen una enzima llamada tiaminasa, que inhibe la absorción de vitamina B1. A largo plazo, consumir grandes cantidades de pescado crudo podría implicar un riesgo de deficiencia alimentaria.

Para equilibrar las raciones de su perro, tenga en cuenta que el pescado graso contiene menos proteínas que el pescado magro, a la vez que es más calórico.

Cocine los peces con anticipación, en agua o en el horno, luego déjelos enfriar. Ya sea que el pescado esté crudo o cocido, recuerde quitar los huesos antes de dárselo a su compañero.

Los beneficios nutricionales del pescado también se pueden traer con suplementos alimenticios como el aceite de salmón, un concentrado nutritivo seguro que es más fácil de incorporar en las comidas.

Lea también: ¿Qué es el hidrolizado de cordero y qué es bueno para mi perro? ?