¿Puede un perro comer coles de Bruselas? ? – Alimenta a su perro

Si no siempre es la verdura favorita de los niños, el repollo de Bruselas puede complacer a su perro. Cocido sin grasa y dosificado juiciosamente, aporta a su compañero vitaminas y nutrientes esenciales para su salud.

La col de Bruselas es rica en vitaminas A, B y C y minerales como hierro, magnesio, potasio y calcio. Disponible en otoño e invierno, es una buena idea enriquecer su ración a una estación donde hay pocas frutas y verduras disponibles.

¿Debo cocinar las coles de Bruselas para dárselas a mi perro? ?

Cocinar coles de Bruselas mejora considerablemente su digestibilidad. Crudos, no son tóxicos para el perro, pero son menos sabrosos y a menudo menos tolerados.

Para compartir con su perro los beneficios de esta pequeña col con sabor a avellana ligera, cocínelos con vapor o en agua sin sal después de enjuagarlos cuidadosamente.

Si desea preservar sus nutrientes tanto como sea posible, puede conformarse con agua a 70 ° C y no alcanzar la ebullición.

Una vez que las coles de Bruselas son muy tiernas, la cocción está terminada: puedes aplastarlas o mezclarlas para transformarlas en puré para incorporarlas a la ración de tu animal. Serán más fáciles de digerir.

¿La col de Bruselas está bien digerida por los perros? ?

Como todo el repollo, las coles de Bruselas pueden fomentar la aparición de flatulencia, a veces incómoda, incluso dolorosa para los perros. Este fenómeno se debe a algunas de sus fibras, que aumentan la producción de gases intestinales durante su fermentación durante la digestión. Algunos animales los toleran mejor que otros.

Por el contrario, su riqueza en fibra contribuye a facilitar el tránsito intestinal. Por esta razón, las coles de Bruselas excesivamente consumidas pueden causar diarrea, pero pueden ser útiles en el estreñimiento si su animal lo tolera bien.

En resumen, las coles de Bruselas son generalmente beneficiosas para la salud del perro, pero deben ir acompañadas de otros alimentos para componer un tazón equilibrado y no se les debe dar todos los días.

Cantidad, frecuencia: cómo introducir el repollo de Bruselas en su dieta ?

Para darle a su perro una muestra de las coles de Bruselas, comience introduciéndolas en cantidades muy pequeñas en su menú y observe sus reacciones, durante la comida y durante toda la fase de digestión las siguientes horas.

Entonces sabrá si este alimento es adecuado o no para su animal y si lo aprecia. En este caso, puede comerlo hasta una vez por semana, pero no más. De lo contrario, otros alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes pueden ser más adecuados para él, por ejemplo, el calabacín o la zanahoria.

Para un perro pequeño, comience con la mitad de un repollo de Bruselas, incorporado a su ración habitual. Un perro más grande puede consumir hasta 2 o 3 por comida.

Lea también: ¿Puede darle granada a su perro? ?